vestidos de 15 años

La fiesta de los 15 años es una de las más importantes en la vida de las adolescentes, ya que es la fiesta tradicional en la que se presenta en sociedad a la niña que se ha convertido en mujer y puede celebrar el cambio con todos los amigos y familiares en un entorno lleno de magia y sofisticación.

Uno de los puntos más importantes en esta celebración es el vestido, un atuendo en el que la protagonista se pueda sentir una princesa y tenga el aspecto de una mujer al mismo tiempo; se trata de una noche especial en la que se pueda celebrar el cambio de la quinceañera.

Vestidos más característicos

Los vestidos más característicos para este tipo de eventos son los largos con falda de tul que sea pomposo y que tenga una pequeña cola, con un corpiño con pedrería o brillante y escote de corazón en su mayoría, para así poder lucir como una auténtica princesa.

Por otra parte existen una gran variedad de modelos y estilos diferentes que se usan para este tipo de eventos y que son:

Todos ellos característicos de la celebración y fácilmente combinables con las diferentes etapas de la misma.

Complementos

Son varios los complementos que se usan para este tipo de eventos, desde los zapatos hasta el peinado tiene que ser perfecto y acorde con la situación, para que así se pueda cumplir la fiesta ideal que siempre se había imaginado.

Joyería

Depende mucho del gusto de la persona que lo vaya a llevar, pero en términos generales se suele usar con una joyería vistosa pero con colores plateados o dorados, que no eclipsen el tono del vestido pero que llamen la atención y ayuden a completar ese look de elegancia de la velada.

Al ser una fiesta para celebrar la transición, lo que se suele hacer es evitar los collares e ir directamente a los pendientes, acompañados de un peinado acorde a ello para que puedan verse pero que no distraigan mucho la atención, más bien que su objetivo sea el de iluminar la cara de la quinceañera.

Zapatos

Es otro de los puntos claves de la noche, ya que al principio se comienza con un zapato bajo que simbolice el periodo de niña en el que se encuentra n ese momento, siendo este sustituido por unos de tacón cuando llega el momento del cambio que suele ser cuando se acerca la hora del nacimiento de la cumpleañera en cuestión o al principio de la velada en el caso de que nos e celebre el día del cumpleaños.

Este proceso lo suele realizar alguno de los padres, los cuales ayuda a su hija a realizar el cambio de calzado y da una vuelta con ella para que todos los invitados vean a su niña convertida en mujer y vuelva a comenzar la fiesta.

Peinado

Como todos los look de princesas de cuento, en este tipo de celebraciones lo que predomina son los medio recogidos a un lado o llevar el pelo suelto con hondas, que realcen la cara de la que lo va a lucir.

Son peinados sencillos pero al mismo tiempo elegantes, que no sean muy anillados pero que tampoco avejenten el aspecto de la quinceañera, para que se encuentre acorde con la situación y conseguir con ello el aspecto y el adorno perfecto acorde con el tipo de vestido que lleve en la celebración.

La fiesta de los quince es muy importante para todas las adolescentes que la vaya a celebrar y el prepararla a parte de tiempo es un enorme gasto de energía para conseguir que hasta el más mínimo detalle salga completamente perfecto ese día.

Chaquetas o fulares

No es una celebración que tenga una temporada fija del año en la que se deba llevar a cabo como pueden ser las comuniones, por ello dependiendo de la época del año y del país donde se vaya a celebrar, se recomienda el llevar una chaqueta o fular acorde con el vestido y que te pueda proteger de las noches de sereno en temporadas como primavera, invierno u otoño.

Este tipo de actos se suele celebrar junto con el cumpleaños de la adolescente al cumplir los 15, pero en ocasiones por diversos motivos eso no se hace y por ello se opta por la opción de organizar con tiempo la celebración y hacerlo en otra fecha diferente a la original.

Consigue el mejor para ti

Al igual que en otros muchos estilos de vestidos, estos pueden variar según la complexión física de la persona que lo lleve y por eso lo mejor es buscar modelos acordes a tu cuerpo y con el que puedas resaltar o disimular aquellas partes que no te gusten o que quieras que no destaquen tanto.

También se debe elegir el vestido en relación a la estatura de la persona que lo vaya a lucir y de los zapatos que se ponga, ya que un vestido demasiado corto con unos tacones grandes en una chica alta no va a lucir igual que en una bajita, y al igual pasa con los vestidos largos.

Para este tipo de actos cada vez son más los modelos que salen al mercado, con diferentes escotes y estampados, todos ellos pensados para las diferentes chicas que los van a llevar y para que todas puedan sentirse especiales al usarlos sin que les digan que les queda mal o que no les sienta bien ese estilo.

Cada persona tiene parte s de su cuerpo que no les gusta como puede ser poco pecho, la barriga, los muslos muy flacos; y un millón de cosas más, por ello se han diseñado todos estos modelos los cuales consiguen resaltar y disimilar todas las partes por medio del uso de pedrería, tela de tul, y escotes poco pronunciados o con mangas para conseguir el efecto de elegancia que se pretende para este tipo de vestidos.

Donde conseguirlos

Hoy en día existen agencias especializadas en organizar hasta el más mínimo detalle para este tipo de eventos, pero si no es así y lo que pretendes es organizar tu sola toda la fiesta, existen una serie de tiendas en las que podrás encontrar todos los estilos para conseguir parecer una princesa de cuento con un look moderno y cómodo.

Son todas estas las que venden vestidos para este tipo de fiestas y eventos de otras clases y en las que podrás encontrar, a un buen precio en la mayoría, el vestido ideal para ser la protagonista en tu día especial.